jueves, 28 de junio de 2012

Número 6.


Estuve contando las noches donde tengo miedo.
Te pediré que mantengamos eso como nuestro pequeño secreto.
Trae esos pensamientos que están a borde de romperse, y recítalos.
Toda nuestra ansiedad se mezcla alrededor del dolor, y lágrimas de tristeza silenciosamente se prenden en nuestras caras.

Cuando estoy lastimada, sólo sosténme gentilmente en tus brazos.
Y si he caído, no puedo levantarme, por favor dame un poco de tu valor.
Mis pensamientos nunca son escuchados.
Vagando solamente por esta fría ciudad.
¿Dónde estoy? No puedo recordarlo...
En la noche interminable, sólo tengo un deseo.
Esa luz brillante en el cielo sin estrellas, todas las cosas que dejamos en lugares a los que nunca podré regresar.
Si tan solo pudiera volver a nacer, seguramente mañana estará iluminado.
¿Cuales son tus sueños y esperanzas?



1 comentario:

  1. Creo que todos nos hemos sentido así, bastante perdidos..
    No creo en otras vida que vivir, pero creo en los puntos aparte.
    A veces, son imprescindibles en nuestra vida.
    Nuestra historia no puede ser simplemente una línea continua.

    ResponderEliminar